Mi Cocina Rápida: Tradicional Pan de Muerto

Tradicional Pan de Muerto

En México el 2 de Noviembre es el Día de los Muertos y se celebra a lo grande. Yo creo que es una de las celebraciones más coloridas que tiene mi país. Además de que la comida está a la orden del día y uno de los más importantes y tradicionales es el pan de muerto.


Según cuenta la historia el pan de muerto se origina en la época de la Conquista de México por los españoles, inspirado en rituales prehispánicos que, como en muchos otros casos, se asimilaron con festividades cristianas.

Foto: Pinterest
La masa de éste pan está enriquecida mantequilla, naranja y agua de azahar; lo que a su ves le da un sabor y aroma especial. Es casi seguro que puedas reconocer éste pan con sólo su aroma. Es único.

Se perfectamente que hay muchas recetas, pero ésta es la receta que preparamos en casa desde ya hace varios años. El pan queda súper suavecito y esponjoso. El pan no queda muy dulce, lo que lo hace perfecto para poderlo decorar bien con azúcar blanca o de colores.


Ingredientes:
(3 panes medianos)

  • 5 tazas de harina “mil usos”
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de semillas de anís
  • 2 cucharadas de agua de azahar*
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 sobres de levadura de 1/4 oz c/u (14gr total)
  • 2/3 taza de leche
  • 1/3 taza de agua
  • ½ taza de mantequilla (113gr)
  • 4 huevos grandes
-Glaseado-

  • ½ taza de azúcar
  • ¼ taza de jugo de naranja
  • Azúcar de colores
*En algunos lugares puede resultar un poco difícil encontrar el Agua de Azahar, en caso de que tú no la puedas conseguir, puedes omitirla pero te recomiendo que le agregues una cucharada más de ralladura de naranja y dos cucharadas de jugo de naranja.

Preparación:

Calienta el agua y coloca las semillas de anís, deja reposar por 5-10 minutos. Cuela.
Ahora pon el té en un molde grande o en el tazón de la batidora (el té debe de estar tibio) y agrega la levadura y 2 cucharadas de harina y 1 cucharada de azúcar. Mezcla bien y deja fermentar mientras preparamos los demás ingredientes.

En un molde grande mezcla el harina, azúcar y sal.
En un molde para microondas, pon la leche y mantequilla. Calienta por 1 minuto o hasta que la mantequilla se haya derretido. (Ten cuidado de que no quede demasiado caliente, debe de estar solamente tibia).
Agrega la mezcla de la leche y la mezcla de ingredientes secos a la mezcla de la levadura, bate para que se incorporen.
Agrega los huevos (uno a uno), la ralladura de naranja y el agua de azahar.
Cuando ya todos los ingredientes estén bien incorporados y se haga una masa pegajosa, por la masa en una superficie limpia, plana y con un poco de harina, amasa la por 10-15 minutos hasta que se haga elástica y ya no se pegue en los dedos.

Coloca la masa en un molde engrasado, tápalo con una servilleta de cocina o plástico de cocina. Deja reposar por 1 hora o hasta que la masa doble el volumen.
De preferencia debe de estar en un lugar cálido para que la masa aumente de volumen mejor.

Cuando ya esté bien esponjada la masa, sácala del molde y ponla en una superficie plana y limpia con un poco de harina, dale unos pequeños golpes para que saque el aire y pártela en 4 partes iguales.
3 partes las vas a formar en bolas (que van a ser los 3 panes). Colócalos sobre una charola engrasada.

Con la otra parte de la masa vas a hacer las decoraciones para los tres panes, formando los “huesitos” y la bolita del centro.
Coloca las decoraciones en cada pan, toma un poquito de agua para pegarlas.
Tapa los panes con una servilleta o plástico de cocina y deja que reposen por 30 minutos o hasta que doblen su volumen.

Precalienta el horno a 350˚F o 180˚C.

Para preparar el glaseado, en una olla coloca el jugo de naranja y azúcar. Ponlo a calentar a fuego medio y mueve constantemente hasta que se forme una miel. Retira del fuego.

Hornea el pan por 20 minutos. Saca los panes y báñalos con la miel de naranja, espolvorea un poco de azúcar para decorar. Este paso lo debes de hacer rápido. Vuelve a meter los panes al horno por otros 5-10 minutos o hasta que los panes se pongan dorados.

Sácalos con cuidado y déjalos enfriar sobre una rejilla a temperatura ambiente.


¡Listo!

No comments:

Post a Comment