Mi Cocina Rápida: Fresas Cubiertas de Chocolate

Fresas Cubiertas de Chocolate

Fresas cubiertas con Chocolate son un regalo que no puede faltar para San Valentín, porque son románticas, dulces y elegantes.

Puedes comprarlas ya hechas, pero si las haces tu mismo(a), tienes sus ventajas, tanto el poder escoger las fresas, la calidad del chocolate, decorarlas a tu gusto y sobre todo, tener la satisfacción de lo que estás regalando es algo hecho por ti y no por un desconocido.

No solamente son un buen regalo para ese alguien especial, también son perfectas para regalarlas a familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, etc.
Y no solamente son para San Valentín, puedes ofrecerlas en cualquier tipo de fiesta, reunión, celebración, evento, Navidad, Año Nuevo, etc.



Recuerda que entre más grandes las fresas, es mejor. Digo, ¿quien prefiere una fresita chiquita a una grande cubierta con delicioso chocolate?
Puedes decoraras como gustes, pueden ser usando solamente chocolate, o puedes ponerles chispas, coco rallado, cacahuates o almendras en trozos, etc.
El chocolate lo puedes conseguir en cualquier tienda donde vendas cosas para repostería, pero puedes usar cualquier tipo de chocolate. Puedes usar colorante para el chocolate o puedes comprarlo ya con color.



Ingredientes:

  • Fresas, limpias y secas
  • Chocolate para derretir
  • Colorante para dulce *opcional
  • Vasitos de papel *opcional
  • Chispas o confeti para decorar *opcional

Preparación:

Derrite el chocolate a baño maría. (Puedes derretirlo en el microondas siguiendo las instrucciones del empaque). Si ves que el chocolate no esta agarrando la consistencia adecuada, agrégale un poquito de aceite de cocina o de manteca vegetal.

Cuando el chocolate ya esté derretido, agarra con cuidado la fresa de las hojas para que no se vallan a llenar de chocolate. Sumerge la fresa en el molde con chocolate derretido de manera que toda fresa se cubra.

Ponlas sobre papel cera para que se endure el chocolate.

Si vas a decorar las fresas con chispas o algo parecido, antes de que se endurezca el chocolate decóralas para que se adhieran a la fresa.

Decora las fresas a tu gusto, dejando volar tu imaginación.

Cuando las fresas ya estén listas y que el chocolate esté duro, guárdalas con cuidado en un molde y refrigéralas hasta que sea hora de servir. Puedes guardarlas en el refrigerador hasta por 3 días.

Puedes servirlas usando vasitos para dulces o cupcakes.
¡Listo!


No comments:

Post a Comment