Mi Cocina Rápida: Botana de Charales (Guppies)

Botana de Charales (Guppies)

Unas de las cosas que más extraño de México es la comida, especialmente los antojitos que venden en la calle y precisamente estos charales son unos de ellos.

Recuerdo que de niña varias veces fuimos de paseo a la Isla de Janitzio, que está en Pátzcuaro en el Estados de Michoacán. Esa una isla maravillosa, llena de historia y colores y lo mejor: ¡comida! la cual en su mayoría son pescado, porque ahí mismo lo pescan.

Foto por: Leo Ramirez (Flickr)
Recuerdo que había señoras vendiendo bolsitas o vasitos de charales con jugo de limón y salsita, y cada vez que iba me compraba hasta dos bolsitas.

Foto por: Ernesto Jrz (Flickr)
Precisamente el otro día fui al supermercado y en la sección de mariscos; ¡Sorpresa! vi que tenían charales, algo no muy común, y no dudé ni un segundo cuando ya tenia en el carrito de compras mi paquete con 1 libra de estos charalitos para prepararlos en casa y compartirles algo que me encantaba de niña, bueno, aún me siguen fascinando.

Yo los serví como botana, y les puse jugo de limón y salsa roja (Valentina).


A lo mejor la receta no es la manera en que los preparan en la Isla de Janitzio, pero es algo muy parecido, y el sabor es casi a como lo recuerdo. De algo si estoy segura, es que si los preparas te van a encantar.

Ingredientes:

1 libra de charales
2 cucharadas de agua
Jugo de 4 limones
Ajo – 1 cabeza o 1 cucharadita de ajo en polvo
2 chiles chipotles en adobo
1 taza de harina
Sal y Pimienta al gusto
Aceite el necesario

Preparación:

Vas a poner los charales en un molde y los vas a tallar con sal, cuidando de no romperlos, esto es para que las escamas se caigan.
Enjuágalos con suficiente agua y escúrrelos.
En una licuadora pon a moler el agua, jugo de limón, chiles y sazona con sal y pimienta.
Pon a marinar los charales con la salsa en un molde o una bolsa de plástico. Mételos al refrigerador y marina por 30 minutos.
Cuela los charales para que eliminen el exceso de liquido.
Pásalos para el harina hasta que queden bien empanizados.
Fríelos en un sartén o freidora eléctrica hasta que queden bien doraditos y crujientes.
Sírvelos con limón y salsita roja.
Listo!


No comments:

Post a Comment