Mi Cocina Rápida: Chiles Rellenos de Queso

Chiles Rellenos de Queso

Hoy te voy a compartir ésta receta que es una de las más típicas en México, es una de esas recetas que todos alguna vez hemos comido o al menos hemos escuchado o visto: Chiles Rellenos de Queso.

Aunque parezca complicado prepararlos, es muy sencillo, aunque si toma un poco de tiempo, pero créeme que vale la pena.

Yo le pongo rodajas de cebolla a la salsa, porque así es como mi mamá prepara el caldillo para los chiles rellenos, pero si no te gusta puedes hacer el caldillo sin las rodajas de cebolla.


Como puedes ver a mi no me gusta ponerle mucho queso, pero tú le puedes poner la cantidad que gustes. También puedes usar el queso que más te guste y ¿porque no? también los puedes rellenar de carne, atún, verduras, etc.


Ingredientes:
(4 personas)

-Chiles-
  • 4 chiles poblanos
  • 2 huevos grandes, separados claras y yemas
  • Queso ranchero (puedes usar el que más te guste)
  • Harina
  • Sal y Pimienta para sazonar
  • Aceite el necesario 
-Caldillo de Jitomate-
  • 4 jitomates grandes o 4 medianos
  • 1 trozo de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de agua o caldo
  • Sal y pimienta para sazonar (puedes usar polvo de caldo de pollo) 

Preparación:

Pon a asar los chiles sobre la rejilla de la estufa. Recuerda que el fuego no debe de estar demasiado alto porque sólo queremos que los chiles se asen y no se quemen. Cuando ya estén bien asados, mételos en una bolsa plástica para que “suden” y sea más sencillo quitarles la piel.

Quita la piel de los chiles y con cuidado ábrelos por un lado y sácales las semillas y quítales las venas.

Rellena cada chile con queso y ciérralos con ayuda de palillos.

En un molde grande, bate las claras de huevo hasta que queden a punto de turrón, y luego agrega las yemas y sazona con un poco de sal y pimienta.

Pasa los chiles por el harina, de modo que queden perfectamente enharinados, y después pásalos por la mezcla del huevo de manera que queden completamente cubiertos.
Pon a freír los chiles en suficiente aceite (fuego medio), de manera que queden fritos por todos lados, la capa de huevo debe de estar doradita, ya cuando estén dorados resérvalos sobre un plato con papel servilleta.
Para preparar la salsa:
Pon todos los ingredientes en la licuadora, sazona con sal y pimienta o con sazonador de caldo de pollo.

Ahora en un sartén, pon a sofreír unas rodajas de cebolla. Cuando ya comiencen a ponerse transparente, agrega el caldillo, si gustas puedes colarlo. Ajusta el sazón y deja que hierva la salsa por unos minutos.


Ahora sumerge los chiles en la salsa, y ya están listos para servir.


No comments:

Post a Comment