10 Tips para la Hora de Preparar el Lunch a los Niños

7/20/2017

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kroger. The opinions and text are all mine.

Las vacaciones de Verano ya están por terminar, y de hecho en muchos lados las clases ya comenzaron, y eso significa mañanas ocupadas con el tiempo corto.
Y quienes son papás o van a la escuela, el preparar el lunch es algo que se tiene que hacer todos los días (o casi todos) y es por eso que aquí te comparto 10 tips que te ayudarán a que sea más sencillo.



Sé muy bien lo importante que es preparar lunch para llevar a la escuela. Recuerdo que siempre mi mamá nos preparaba el lunch porque no quería que pasaramos hambre en la escuela. Y esa rutina de preparar lunch la seguí haciendo aún cuando ya estaba en a la universidad, era algo así como indispensable. 


¿Cuándo ibas a la escuela llevabas tu lunch?

¿Les preparas lunch a tus pequeñines?

El regresar a la rutina después de la vacaciones puede ser un poco difícil, especialmente en las mañanas que es cuando queremos dormir aunque sea unos 5 minutitos más, por eso es que éstos consejos que te voy a dar te ayudarán a que tu mañana sea más organizada y no te toque andar corriendo.

Aquí te comparto mis 10 trucos favoritos:

1. Prepara el lunch desde la noche anterior.
Se tienen que preparar de cualquier manera, así que si los preparas desde la noche anterior tendrás más tiempo en la mañana y no te tocará andar con prisa o lo peor que pudiera pasar, no preparar nada.

2. Congela los jugos = icepack.
Este truco es uno de mis favoritos. Desde la noche anterior coloca el jugo que planeas poner en el lunch así éste servirá como un icepack y mantendrá los demás alimentos frescos y el jugo estará frío (o al menos no estará caliente). Este truco es fabuloso durante el verano que es cuando las temperaturas suelen estar muy altas. 
Sólo asegurate de que el jugo sea de cartón para prevenir accidentes, te lo digo por experiencia ;)


3. Esponja = Icepack
Y hablando de las temperaturas altas durante el verano, si no quieres/tienes un jugo para congelar, puedes hacer un icepack utilizando una esponja nueva para lavar trastes y una bolsita de plástico. Sólo moja la esponja, métela en la bolsa plástica y ciérrala muy bien (yo uso bolsitas con cierre), y métela al congelador desde la noche anterior. Así al día siguiente cuando sea la hora de empacar el lunch sólo metes el "icepack" en la lonchera y listo, así los alimentos se mantendrán frescos.


4. Has que tus niños te ayuden.
Los niños pueden ayudar a guardar las cosas en su lonchera, empacar sus snacks e ir de compras contigo. Una idea que me gusta mucho es que puedes hacer un menú con las cosas que puedes preparar para su lunch durante la semana, así ellos podrás elegir la opción que más les gusta y tu ya sabrás que prepararles, así ahorras tiempo y podrás tener todo planeado.
Además de que si los peques de la casa escojen lo que quieren comer te asegura que se van a comer su lunch.

5. Has una mini estación de snacks.
Puedes hacer una canasta o charola con los snacks favoritos de tus niños con cosas que no se echen a perder como galletas, jugos, botellas de agua, chips, puré de manzana, cereal, etc. Así ellos podrán elegir un snack y la bebida para el lunch de ese día.


6. Usa un cortador de galletas para sándwiches, frutas, quesos y otras cosas.
Hacer éstos sándwiches tan lindos no toma más de 30 segundos para hacerlos y tus niños estarán tan fascinados que comerán el sándwich que les preparaste sin problema. 
Y es que ¿a poco no se ven lindos?


7. Usa un molde con diferentes compartimentos.
Para empacar el lunch te recomiendo muchísimo que lo hagas en un molde con varios compartimentos, pero si no tienes puedes hacerlos usando unos capacillos. Así las cosas no se mezclarán y para los peques lucirá más apetitoso y divertido.



 8. Dip, dip, dip.
A la mayoría de niños les gustan los dips como la mantequilla de cacahuate, Nutella y/o hasta hummus. Una buena manera de que ellos coman su porción de frutas y vegetales es poniéndoles un poco de esos “dips” que tanto les gustan. Usa moldes pequeños con tapa para que no se valla a batir todo. 


9. Ahorra Dinero.
En lugar de comprar los snacks que ya vienen en pociones individuales, compra los de tamaño grande y has tu tus propias bolsitas, de ésta manera estarás ahorrando dinero y podrás hacer la porción del tamaño que gustes.
Ponlas en la charola de snacks y asi las tendrás listas.

10. Mensajitos.
Un detalle muy especial para los niños es hacerles notitas y ponerlas en su lunch para cuando ellos vallan a comer lean la nota y tengan un día aún más especial, ¡es todo sobre los detalles! Puedes escribir la nota a mano o puedes buscar en la internet varias notas para imprimir, así ya las tendrás listas y a la mano.


Espero que te sirvan estos trucos que a mi me han servido mucho.
¿Tienes algún truco para la hora de preparar el lunch? Déjamelo en los comentarios, me encantan los trucos que hagan las cosas más sencillas. 

Por cierto ¿has visitado tu tienda Ralph's más cercana? Ahí encontrarás todo lo necesario para preparar deliciosos lunch para los pequeñines, y claro, todo a precios muy competitivos y con productos de la mejor calidad. 

 

 Para más información, tips, cupones y recetas visita Ralphs.com, y/o síguelos en su página de Facebook o Twitter. Únete a la conversación usando #TuRalphs.





You Might Also Like

0 comments

Flickr Images

Like us on Facebook