Mi Cocina Rápida: Cómo Curar Un Sartén de Hierro Fundido

Cómo Curar Un Sartén de Hierro Fundido

Hace tiempo que tenía ganas de comprarme un sartén de hierro fundido (cast iron), porque lo veo con mucha frecuencia en los programas de cocina en la televisión, pero por alguna u otra razón no lo compraba. Pero el otro día que fuí a la tienda "sólo a ver que había de nuevo", encontré éste sartén que estaba en rebaja, así que decidí comprarlo.

En estos sartenes puedes cocinar casi de todo, desde carne, vegetales, pollo y ¡hasta pasteles!
También los puedes encontrar en diferentes tamaños, formas y con cobertura de cerámica (cómo el que tengo yo).
La ventaja del hierro fundido es que durará muchísimos años siempre y cuando lo sepas cuidar.
Aquí te voy a enseñar como curar los sartenes de hierro fundido, es muy sencillo.




Precalienta el horno a 325˚F.
Lava el sartén con agua tibia, un poco de jabón y talla con una esponja. El hierro fundido NO debe de lavarse con jabón, pero en éste caso está bien puesto que lo acabamos de comprar y lo vamos a curar por primera vez.



Después de haberlo enjuagado perfectamente con agua tibia, lo vas a secar con una toalla limpia de cocina.



Agrega un poco de manteca vegetal. Lo que más se usa para curar éste tipo de sartenes es la manteca vegetal o el aceite vegetal o de canola. Pero claro que de igual manera puedes usar el tipo de aceite de tu preferencia.



Con ayuda de una toalla o papel de cocina, embarra el aceite o la manteca de manera de que toda la superficie de hierro quede con una capa delgada de grasa.


En éste caso yo sólo embarré la parte de adentro del sartén ya que la parte de afuera tiene una cobertura de cerámica. En caso de que tu sartén sea totalmente de hierro fundido, embárralo de grasa por fuera también.



Coloca el sartén engrasado boca abajo en la rejilla superior del horno. en la rejilla inferior coloca una charola con papel aluminio para que la grasa que valla saliendo del sartén caiga ahí y así no ensucies tu horno.
Deja hornear el sartén por 1 hora. Apaga el horno y deja que se enfríe totalmente.



Y ahora si ¡ya tienes tu sartén de hierro fundido curado!





Ahora para lavar el sartén después de usarlo, lo único que tienes que hacer es lavarlo con agua tibia/caliente y tallarlo con una esponja, pero NO uses jabón. Puedes usar un poco de sal en grano para tallar la superficie para así eliminar cualquier cosa que tenga pegado. Una vez ya limpio, sécalo con una toalla o papel de cocina y colócalo en la estufa a fuego bajo por unos minutos para que el sartén elimine toda la humedad y así no se oxide. Déjalo enfriar y ponle una pequeña capa de aceite antes de guardarlo. Esto ayudará a que el sartén quede intacto entre usos.

Vuelve a curar el sartén cada 15 o 20 veces que lo hayas usado, o cuando comiences a ver que la comida se pega en el sartén.








SaveSave

1 comment:

  1. Le has salvado la vida a mi sarten jajaja ya esta por botarlo.

    saludos
    http://como-hacer-para.net

    ReplyDelete